Tiempo de vida

Tiempo de vida Marcos Giralt Torrente – Anagrama Cuando leía El olvido que seremos, llegué a pensar por momentos que Faciolince era un sentimentaloide sin pudor. Sólo por breves momentos. Leyendo Tiempo de vida he llegado a pensar, por momentos, que Marcos Giralt era un cabronazo resentido. Sólo por breves momentos. Pero lo que estos…