Día 21: Un Rubikón

Esta novela se ha ganado (o debería ganarse) por méritos propios, la permanencia en las mesas de novedades con pegamento de contacto. Ojalá que a este buen libro le pase lo mismo que a algunos grandes actores, que a fuerza de resistir  en el limbo de la “revelación”, logre convencer de su calidad. Perdida, de…