Lo que queda de luz

Tessa Hadley
Traducción del inglés de Magdalena Palmer
Sexto Piso, 2020

Esta es la historia de dos amigas de juventud. Las seguiremos cuando entrelacen sus biografías con dos hombres que también compartían una amistad  y viviremos, como en la mítica En lugar seguro de Stegner, el valor de la amistad entre parejas con sus relaciones cruzadas, sus conversaciones intimistas y sus velados miedos. Pero igual que en el americano aprendíamos de un tiempo en el que todo era más estable, en esta viviremos esa relación tan común, tan habitual, en una época donde para siempre nunca significa mucho.

Hadley nos cuenta cómo la mística de esas relaciones ya adultas, entre personas a su vez con relaciones estables de pareja, se tambalea como una silla de cuatro patas cuando alguno de sus elementos se separa o desaparece. Es la química del grupo en relaciones íntimas en las que cada individuo va recorriendo de la mano del resto, como testigos, su propia evolución.

«Unidos por casualidad en su juventud, la casualidad de que él la escogiera por lo que creía que era ella. Desde aquellos inicios, ambos habían mudado de piel muchas veces. El matrimonio simplemente significaba aferrarse al otro durante la sucesión de metamorfosis. O no conseguirlo.«

Un retrato a lo Jane Smiley o Anne Tyler en el que las siguientes relaciones juegan el papel de testigos del derrumbe y la nostalgia.

Deja un comentario