La Mano de la Buena Fortuna

Goran Petrović
Traducción del serbio de Dubravka Suznjević
Sexto Piso, 2020

Me acuerdo de un comercial tecnólogo que me habló de la posibilidad de encontrar personas que estuvieran leyendo el mismo libro que yo y fueran por la misma página gracias a la tecnología e internet. Me sentí tan aterrado por la idea de que alguien pudiera localizarme así que nunca he podido leer un ebook. Pero esta novela me ha hecho recordar que la tecnología es siempre superada por la imaginación y el poder inmenso y humilde de la literatura.

El poder evocador de la literatura homenajeado en una fábula mágica llena de nostalgia y un estilo embrujado. 

Un corrector es contratado para corregir un misterioso libro del que existen muy pocas copias y que, él no lo sabe en principio, fue escrito por alguien que, como él, es capaz de viajar al contenido de lo que lee y encontrarse ahí con las otras personas que leen lo mismo que él.

Un mágico planteamiento que consigue atrapar al lector, incluso al boboadulto que soy con la facultad de fantasear perdida entre las facturas de la librería.

La literatura como escape, como segunda vida, como lugar de encuentro de sueños y personas. La literatura como lugar para encontrar el amor y en el que puede encontrarnos el odio, también. Por algo la CIA buscaba pistas de los terroristas del 11S entre los que habían retirado de las bibliotecas públicas determinados libros.

Nos podemos encontrar leyendo a Petrović.

Un comentario en “La Mano de la Buena Fortuna

Responder a Ana Cancelar respuesta