Verano de 2008

Tarde. Sin cerrar la librería en todo el verano, los días se echan encima. Lo que debería haber sido un boletín de recomendaciones para el verano, se convierte en una propuesta de propinas literarias para los que se niegan a acabar el verano con mal sabor de boca.

Lo sentimos, pues, para los que esperarían algo más. La tentación de lo pequeño es irresistible. La del fracaso también.

La ciudad de las acacias, de Mihail Sebastian:La adolescencia y madurez a través del amor. Una delicia

Gigi de Colette: una maravilla rescatada del olvido. Perfecta para el verano. Tres generaciones a partir de 16 años pueden disfrutar de este libro. Cada generación tendrá su lectura

Divisadero de Michael Ondaatje. No es fácil esta novela. Una terrible historia de amor y amistad. La dignidad de la derrota personal contada con un personalísimo estilo lleno de influencias.

Campo de amapolas blancas, de Gonzalo Hidalgo Bayal: no puedo dejar de pensar en el Amarillo de Félix Romeo al leerla. Una preciosa historia sobre la amistad y lo duro de la vida para las almas sensibles.

Un comentario en “Verano de 2008

  1. Es un verano duro el madrileño… yo he regresado de Rusia,y ya echo de menos esos 12º/15º a medio día… casi menos que en Madrid en invierno. La guía que compré de lonely planet en vuestra tienda fue muy útil… nos vemos pronto
    un beso a cada uno

    copperhead

Responder a copperhead Cancelar respuesta